Aprendizaje Servicio en la UCSH: compromiso con los estudiantes y la comunidad

27 de Febrero 2024
Categoría: DICE UCSH

Más de 1.300 estudiantes de la UCSH realizaron prácticas de Aprendizaje Servicio durante el 2023

Estudiantes de Enfermería entregando atención de salud primaria a personas en situación de calle. Alumnos de Ingeniería Comercial realizando su «práctica intermedia» que consiste en asesorar a Pymes y organizaciones sociales en Recoleta. Futuros kinesiólogos y kinesiólogas diseñando rutinas de actividad física para un hogar de adultos mayores en Las Condes. Estudiantes de Pedagogía en Matemáticas ofreciendo un taller de alfabetización digital para adultos en la comuna de Santiago. Una “cartografía social” diseñada por alumnas y alumnos de Trabajo Social en colaboración con las municipalidades de Ñuñoa y Maipú.

Hay decenas de ejemplos que ilustran la presencia del Aprendizaje Servicio (AS) como una metodología incorporada a los programas de estudio en la Educación Superior. En la Universidad Católica Silva Henríquez un total de 1328 estudiantes participaron en 2023 de experiencias de socialización relacionadas con el Aprendizaje Servicio.

“Estamos avanzando hacia una transición para una propuesta más moderna y transformadora del Aprendizaje Servicio. Los planes de modernización del Estado obligarán a cambiar la docencia para ponerla al servicio de las necesidades y el desarrollo del país. Con toda seguridad creo que van a aumentar las actividades de Aprendizaje Servicio. Ya no es solo el compromiso solo con el conocimiento, sino con el desarrollo de la sociedad a través del conocimiento socialmente relevante, que responda a los desafíos del futuro”, explica Héctor Opazo, Director de Innovación Creación y Emprendimiento (DICE) de la UCSH.

El origen del Aprendizaje Servicio se remonta a las primeras definiciones académicas desde 1979. Pero su implementación en Estados Unidos y Europa data de comienzos de los años ’90 del siglo XX. La Unesco reconoce el AS como una de las herramientas de lo que promueve como un nuevo “contrato social” para la educación, según un informe de 2021, donde se destaca la necesidad de “ampliar las capacidades de los estudiantes para la deliberación y la acción colectiva en un espíritu de solidaridad”

“El aprendizaje servicio es una posibilidad que abre otras miradas a las comunidades, respecto del quehacer universitario. Es una metodología que da cuenta de un compromiso mayor con la comunidad, con las organizaciones sociales. Pero también muestra otra forma en que los aprendizajes se pueden impregnar en las y los estudiantes. Porque no solo se circunscribe a un tema de caridad para resolver un problema, sino que es una oportunidad mediante la cual los estudiantes se ven más desafiados en términos de elaborar una planificación con una fundamentación teórica de la ejecución del proyecto. Es una invitación a transformar las dinámicas académicas”, explica Jorge Muñoz, académico de la Facultad de Educación de la UCSH.

Muñoz detalla los cambios observados: “A las y los estudiantes les cuesta en primer año trabajar de forma colaborativa, entonces durante la ejecución de los proyectos de Aprendizaje Servicio se enfrentan a tomar decisiones y trabajar en conjunto. Eso les ha permitido ir siendo más autónomos. El hecho de ir en primer año a un espacio de práctica les permite, entre otras cosas, reafirmarse o cuestionar su decisión vocacional, empatizar con otros grupos y ejercitar su autonomía, darse cuenta de que pueden emprender proyectos personales”, agrega.

“La metodología de Aprendizaje Servicio justamente es aquella que genera conciencia ciudadana. Permite visibilizar la realidad de distintos contextos sociales en nuestro país, que tienen muchas demandas. Y es a partir de esas demandas que se entrega un servicio de calidad, comprometido y que para nuestros estudiantes los convierte en ciudadanos más solidarios y justos”, dice Magali Espech, jefa de carrera de Educación Diferencial UCSH.

Planificación en todas las carreras

Desde 2011 la Dirección de Innovación, Creación y Emprendimiento (DICE)  a través del Laboratorio de Aprendizaje Basado en la Comunidad (ABC Lab) se ha propuesto implementar el Aprendizaje Servicio como un elemento fundamental en la formación de quienes egresen como profesionales de la Universidad Católica Silva Henríquez.

Concretamente, el desarrollo de proyectos, comienza con la validación de herramientas e instrumentos, a través de la constante y estrecha participación de profesores, estudiantes, profesionales y socios comunitarios involucrados con las facultades y carreras de la universidad. Este esfuerzo conjunto ha sido unificado en el programa  PRODEAS, que tiene entre sus metas principales la generación de proyectos que resulten en aprendizajes significativos y competencias que las y los estudiantes puedan utilizar tanto en su período de formación como en el desarrollo de su carrera como profesionales.

De esta manera, se ejecutaron iniciativas durante 2023 con niños, niñas y adolescentes en las poblaciones Santo Tomás, Huamachuco, Rosita Renard, y en campamentos como Dignidad, en la quebrada de Macul y La Cancha, en Lo Barnechea. Mientras que en el ámbito de los adultos mayores, los proyectos se han concentrado en juntas de vecinos de las poblaciones Juan Antonio Ríos, de Independencia y San José de La Estrella, en La Florida.

Para el Director de la DICE, Héctor Opazo, “el Aprendizaje Servicio facilita el desarrollo de propósitos de vida, con alto compromiso social. Así como la formación en valores, para la justicia social, la solidaridad y actitudes altruistas, al percibirse nuestros jóvenes como dinamizadores de cambio social. Las experiencias de Aprendizaje Servicio proporcionan oportunidades para que las y los estudiantes, adquieran aprendizajes significativos en contextos auténticos de ejercicio profesional, en los que se realizan acciones de alta calidad”.

Actualmente, la UCSH incluye en todas sus carreras la planificación de proyectos de Aprendizaje Servicio, la que está dividida en seis etapas predeterminadas.

1. IDEACIÓN Y DISEMINACIÓN DEL APRENDIZAJE-SERVICIO: Esta fase implica identificar desafíos locales alineados con los ODS mediante consulta con docentes, estudiantes y socios comunitarios. Se promueve el aprendizaje-servicio a través de diversas campañas comunicacionales y se mantiene una base de datos actualizada de desafíos. Además, se involucra a la comunidad en la selección de desafíos prioritarios a través de foros o encuestas.

2. CODISEÑO Y PLANIFICACIÓN DE MICROPROYECTOS DE APRENDIZAJE-SERVICIO: Comienza con una guía metodológica que facilita la integración del aprendizaje-servicio en el currículo. Se forman grupos de trabajo interdisciplinarios para la planificación y ejecución del proyecto, alineando todo con un plan de progresión académica respaldado por la Dirección de Docencia.

3. IMPLEMENTACIÓN DEL APRENDIZAJE-SERVICIO: Se centra en la supervisión y evaluación formativa de los proyectos en marcha. Se utiliza un Modelo de Reflexión Colaborativa y seguimientos periódicos para asegurar el alineamiento del proyecto con sus metas y fomentar un entorno de aprendizaje colaborativo.

4. CIERRE, CELEBRACIÓN E INCIDENCIA: Culmina con un evento público de presentación de resultados y la entrega formal de los productos a los socios comunitarios. Además, se instaura un sistema de reconocimiento para resaltar el compromiso y liderazgo de los participantes en los proyectos.

Publicaciones relacionadas
DIPOS
EIP-FCSJ
Facultad Ciencias Sociales y Jurídicas
Charla del Dr. Manuel Canales inaugura Doctorado en CCSS 2024

El expositor ofreció la charla “Sombras desertoras. Apuntes sobre la cuestión juvenil y la crisis de hegemonía en el Chile actual”,

Más Información chevron_right
Facultad de Ingeniería y Empresa
Internacionalización
UCSH
Facultad de Ingeniería y Empresa UCSH apunta a la internacionalización curricular

Las clases espejo incorporan contenidos internacionales tanto en lo teórico como en lo práctico, materializado en el trabajo en conjunto que deben realizar los estudiantes de ambos países.

Más Información chevron_right
Facultad de Educación
Prensa
Las pruebas de la abuela mechona

Cuarenta años se demoró en cumplir un sueño de niña: llegar a la universidad. Se autodenomina “Abuela mechona” en Instagram, tiene 67 años y está cursando su segundo año de […]

Más Información chevron_right
Abrir chat
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Ir al contenido